EL AVANCE DE BIM EN ESPAÑA

EL AVANCE DE BIM EN ESPAÑA

Son muchos los compañeros que aún me preguntan si es obligatorio el uso de la metodología BIM en los proyectos y obras licitadas por las administraciones públicas ya que en el ámbito privado, determinadas promotoras como Vía Célere, La Quinta, Neinor, Metrovacesa, Aedas Homes,…, y empresas constructoras de primer nivel como Acciona, OHL, ACS, FCC, Ferrovial, entre otras, ya es una realidad como herramienta competitiva.

Pues bien, lo único que os puedo confirmar es que a fecha de hoy disponemos de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, por la que se transponen al ordenamiento jurídico español las Directivas del Parlamento Europeo y del Consejo 2014/23/UE y 2014/24/UE, de 26 de febrero de 2014. En dicha Ley, establece en su apartado 6 de su Disposición adicional decimoquinta, titulada “Normas relativas a los medios de comunicación utilizables en los procedimientos regulados en esta Ley”, una referencia concreta sobre el uso de la metodología BIM, y describo de manera literal: “Los órganos de contratación podrán exigir el uso de herramientas electrónicas, tales como herramientas de modelado digital de la información de la construcción (BIM) o herramientas similares. En estos casos, ofrecerán medios de acceso alternativo según lo dispuesto en el apartado 7 de la presente Disposición adicional hasta el momento en que dichas herramientas estén generalmente disponibles para los operadores económicos”.

Aunque, anteriormente, en julio de 2015 el Ministerio de Fomento constituyó la Comisión BIM española que está compuesta por diferentes agentes y organizaciones pertenecientes tanto al sector público como al privado, y establecieron entre otros objetivos la de “Impulsar un mandato que acelere los objetivos de implantación BIM es España”, y ésto se ha materializado, ya que el pasado 28 de diciembre, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto 1515/2018: Creación de la Comisión Interministerial para la incorporación de la metodología BIM en la contratación pública, siendo publicado en el BOE de fecha 2 de febrero de 2019.

El objetivo principal de esta comisión es “elaborar el Plan de Incorporación de la Metodología BIM en la Contratación Pública de la Administración General del Estado y sus organismos públicos y entidades de derecho público vinculados o dependientes, que deberá ser acorde con los avances europeos en esta materia y la Estrategia Nacional de Contratación Pública”.

Hay que destacar, de manera positiva, dos puntos, el primero de ellos, que el uso de la metodología BIM recogerá por fin todos los aspectos relativos a la digitalización del sector AECO (arquitectura, ingeniería, construcción y mantenimiento) en la contratación pública; y segundo, que se establece un nuevo entorno de colaboración entre los distintos agentes que intervienen a lo largo del ciclo de vida del proyecto relativo a las edificaciones e infraestructuras.

Por otro lado, de manera negativa, no veo la implicación, o dicha de otra manera, no forman parte de dicha comisión determinados Ministerios cuya actividad está relacionada con alguna fase del ciclo de vida de edificios o infraestructuras como podría ser Sanidad, Justicia, Defensa, Deportes, otros. Tampoco se menciona el/los mecanismo/s para el impulso y el uso de la metodología BIM en el ámbito profesional y académico, y no he visto la implicación de asociaciones empresariales como la de promotores y constructores a diferencia de la implementación de BIM en el Reino Unido, incluso, a empresas de I+D+i, aunque en el artículo 5 de este Real Decreto establece la existencia de un Comité Técnico y Grupos de Trabajo con el fin de “… garantizar la homogeneización en la interpretación de los criterios y requisitos BIM incluidos en los pliegos de licitación” entre otros cometidos.

Por último, comentaros que en otras comunidades como la de Cataluña, concretamente en el año 2016, ya se anticiparon a esta iniciativa, cuyo resultado ha sido la elaboración de un “Libro Blanco sobre la definición estratégica de implementación del BIM”, que fue presentado el pasado 20/11/2018.

Asimismo, dicha comunidad acordó aplicar la metodología BIM de manera obligatoria en determinados contratos de obra pública y edificación, concretamente en aquellos que superen los 5 millones de euros en el caso de las obras y de 200.000 euros en el de suministro y servicios, y para contratos de menor valor, su aplicación podrá decidirse en el pliegos de prescripciones técnicas, en los documentos descriptivos o dejarse como condición de ejecución en los pliegos de cláusulas administrativas particulares.

En resumen, la metodología BIM ya es una realidad, y la implantación imperativa de esta manera de realizar proyectos y obras será progresiva. Para cualquier consulta o duda sobre el Real Decreto 1515/2018, podéis contactar con nosotros a través de nuestro correo electrónico info@adaptams.com

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies